Este tipo de dispositivo de refrigeración se utiliza normalmente para enfriar agua de proceso hasta casi su punto de congelación (+1 °C) cuando se están empleando grandes potencias.

El sistema se compone de placas de acero INOXIDABLE preformadas y ensambladas en baterías, con un cajón especial que distribuye el agua rociándola sobre la superficie de las placas y en cuyo interior circula el fluido refrigerante, formando una cortina continua en el exterior de la placa misma.

Básicamente, es el cajón de distribución que debe garantizar la homogeneidad de la cortina de agua, la cual deberá tener un caudal constante, que a continuación va a parar al tanque subyacente en el que se encuentra el acople de la bomba.

De esta manera, dada la alta velocidad de bajada, se obtienen coeficientes de transmisión K muy altos. Un sistema abatible facilita la inspección y la limpieza periódica, necesaria para mantener una buena eficiencia del sistema.

Para mantener el caudal constante se han preparado acoples adicionales para poder conectar una o varias bombas de recirculación entre el tanque de recogida y el cajón de distribución.

Nota: El Baudelot cooler o Falling Film es un sistema con un alto rendimiento/m2 pero, a diferencia del plate chiller, requiere mantenimiento para mantener su eficiencia.

En muchas aplicaciones en el ámbito alimentario se evita utilizar anticongelantes (necesarios cuando se utilizan intercambiadores cerrados de haz de tubos o de placas) para impedir posibles contaminaciones de los productos tratados.

Las instalaciones de la serie FALLING FILM OMT son adecuadas para producir agua refrigerada a una temperatura próxima a +0 °C en un sistema de circuito abierto, sin peligros debidos a la formación de hielo.

Están fabricadas con acero inoxidable lo cual asegura que el agua refrigerada esté siempre en contacto con partes de acero inoxidable AISI 304 o 316L, por lo que podrá usarse directamente para el uso requerido.

La esmerada ejecución, junto con su robusta fabricación y con el uso de los mejores componentes y materiales, hacen que los refrigeradores FALLING FILM OMT sean sumamente fiables y seguros, tal y como se precisa en la realización de instalaciones industriales en las que el frío represente una fase importante del proceso productivo.

La opción elegida en colaboración con nuestro Departamento técnico les brindará el mejor sistema de circuito abierto disponible en nuestra gama (Falling film o Plate chiller).

Campos de aplicación: lechero y lácteos, cerveza, carne, pescado, verduras y alimentos en general. Las instalaciones FALLING FILM se recomiendan en aplicaciones donde se requieran grandes potencias con espacios muy reducidos.